Criaderas & Solera” – PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

Otro aspecto único de producción de “CAPIRETE Vinagre de Jerez es el sistema usado para su maduración. Este sistema se llama “Criaderas & Solera“, que consiste en una serie de filas o tandas de barricas de roble americano conteniendo cada barrica 500 litros de Vinagre de Jerez con características similares pero a diferentes edades de crianzas. Todas estas barricas fueron usadas anteriormente conteniendo vino de Jerez, por lo tanto han absorbido muchos componentes del vino que contribuyen a su sabor, olor, color y al envejecimiento del Vinagre de Jerez. El Vinagre de Jerez más viejo o vinagre madre se encuentra en la primera fila inferior de barricas, es el llamado “Solera“, de aquí se saca periódicamente para su embotellado y venta. Arriba está la “Primera Criadera“, barricas que contiene Vinagre de Jerez ligeramente más joven de edad, de la cual se sacan pequeñas cantidades y se agregan o añaden a las barricas de la fila de la “Solera”, siempre que esta necesite reponerse.

La primera “Criadera” se repone con vinagre de las barricas de la hilera de encima, de la “Segunda Criadera“, y así sucesivamente se va agregando hasta la parte superior de la fila de las barricas con el Vinagre de Jerez más joven. En este camino, nuestro Vinagre de Jerez es llamado “Premium Vinegar”, porque no es meramente vino acetificado, también es maduro, complejo e incomparable por su sabor, aroma y color.

Junto a la lenta labor de la bacteria acética, el sistema de “Criaderas & Solera” proporciona a nuestro Vinagre de Jerez una personalidad propia y un grado de concentración extraordinaria, casi como si de un elixir se tratara.